Dijo que no sabía nada



Este año tomé horas en una escuela en Sierra de los Padres, una localidad del Partido de General Pueyrredón que cuenta con una población estable de unos 4 mil habitantes. El lugar forma parte del sistema montañoso de Tandilia y está compuesto por sierras de unos 150 metros de altura. La vegetación es muy diversa y se pueden apreciar pastizales, monte y bosque. En el espacio conviven un barrio residencial con calles que respetan la topografía y campos productivos ubicados sobre los márgenes; siendo el más destacado en la actualidad por su rentabilidad, el cultivo de frutillas. Hay varias agro-empresas operando en la zona y todas contratan mano de obra boliviana y han recibido diversas denuncias por parte de organizaciones sociales y ambientales que señalan, no sólo situaciones de semi-esclavitud en relación a la mano de obra, sino que han advertido sobre el uso de agroquímicos como parte del paquete tecnológico de producción.


Esta semana me citaron para evaluar a una estudiante que debía una materia que la habilitaría, en caso de aprobarla, a pasar de año. El director me anticipó que el nivel académico no era bueno pero que era una alumna que se esforzaba mucho para estar en la escuela.


Como no fue estudiante mía decidí preguntarle a ella los temas que habían visto en geografía el año anterior; pero no se acordaba ninguno. Con piel morena y voz muy bajita, me dijo que no había podido estudiar porque no tenía libro ni carpeta. Entonces le dije que yo tenía toda la voluntad de aprobarla pero que era fundamental que escribiera algo que justificara la nota.


A pesar de mi insistencia no supo decir nada en relación a los contenidos de la planificación anual y entonces le pregunté:

¿De las frutillas sabés algo?
Abrió los ojos enormes.
Si, me dijo.

Entonces sobre la hoja de carpeta que ella misma me dio escribí:


Evaluación de Geografía

Fecha: 07/04/16
Año: 2º

Estudiante: G.C

1) Describir una actividad económica



y ella preguntó:



¿Puedo escribir también sobre Bolivia? Porque yo soy Boliviana.


Si claro, le dije. Entonces agregué:



2) Mencionar los aspectos más importantes del algún país latinoamericano.



A las dos horas me entregó 3 hojas escritas de ambos lados con letra clara y prolija.


Hacia tiempo que no corregía una evaluación con tanto entusiasmo. Todo el relato de esta nena de 14 años aportó sin duda, a mi formación como geógrafa y como docente. Comparto el desarrollo de la evaluación porque creo que no pueden quedar estos contenidos sólo en mí.
Corregí las faltas de ortografía y agregué algunos signos de puntuación para facilitar la lectura.



1)

En la frutilla trabajan aproximadamente 200 personas que cosechan la fruta, limpian el campo, sacan las hojas, sacan la maleza, tienen que carpir. Ahora pagan más que antes aún mejor, pagan todo lo que hacen si carpean, limpian la cunita, etc. Algunos niños trabajan ahí aproximadamente de la edad de 13 años para arriba y algunas embarazadas también pero no hacen tanto esfuerzo o si no, no trabajan. Eso depende de ellas. A veces lo hacen para ayudar a sus maridos. Algunos de ahí, bueno casi todos, son juntados. 

Casi todos los bolivianos trabajan en el campo y siempre llegan cansados y que no le toman importancia a los hijos que nunca le preguntan nada qué cómo estás o algún problema en la escuela. 

Las frutilla se cosecha en cunitas en un carrito y un balde. El balde es para descartable y la cunita es para armar caja. Eso se llama embalada. A mí me gusta embalar y armar cajas y claro a la frutilla se le pone esa cosa rara en las plantas. Las riegan con un tubo que está debajo del plástico. Lo ponen los tractores. 

Las cajas con frutilla y las cunitas con frutilla descartable se lo lleva un tractor que viene a las 12:15 o cerca aproximadamente y a la tarde también. 

Los bolivianos pueden soportar más el campo que los argentinos porque los bolivianos tienen el trabajo más pesado y los argentinos están en las oficinas o será porque ellos si pudieron estudiar? Yo pregunto en mi casa porque no estudian porque no hay tiempo es la misma respuesta que me dan todos los días. 

Ya que la frutilla es una empresa a nosotros nos dan techo, agua potable, luz menos gas. Pero claro a veces nos quitan un poco de plata para ayudar en las pagas. Para que los padres se vayan tranquilos a trabajar hay una guardería que los cuidan. Ahí les dan desayuno, comida y merienda y hay reuniones para levantar la basura. Porque además de levantar la basura de su casa, tienen que levantar la basura del patio o del suelo del baño y sino están presentes, tienen que pagar 5 pesos por cada día que falten.

También hay donaciones que mandan o traen en camiones y se le dejan a una señora que se llama Graciela y parece que ella se queda con las ropas de las cosas bonitas que llegan y lo descartable lo dejan en una carretilla para que la gente lo use. 

2)

Bolivia me encanta porque la primera vez que fui me encantó. Cuando es de noche todas las luces se encienden de todos colores y yo escucho tambores y cosas así como una banda porque mi casa está en una montaña. Me acuerdo cuando fui a la cancha. La cancha es una cosa que llega casi a la terminal. Hay tiendas de comida, ropa, bebidas y cosas de mercadería. A mí me gustó donde venden caña de azúcar.

En Bolivia hay montañas chicas y en la escuela les dan uniformes. Sabía que en el jardín de niños estudian las lineas, los cuadrados, triángulos y números? 

La gente del campo vive en casas de barro y paja y lo único que comen es chuño y mate y cuando es cumpleaños de alguien de la familia comen seco que significa arroz con papa y ensalada y carne seca y queso de vaca y de desayuno arroz con leche y buñuelo. Todo eso lo cocinan en una clase de horno a la parrilla y yo me sé el nombre pero no sé cómo se escribe. 

La gente, más bien las mujeres, tienen que ir con ropa lavada desde su casa hasta que llegan a un río caminando y la ropa la llevan en un aguayo en la espalda. Más o menos lo que tienen que caminar es desde aquí hasta Sulema para enjuagar la ropa. 

Alguna vez comió tostado? Se hace con habas. Las hacés secar al sol hasta que estén más secas. Después tenés que poner en una olla sal y después poner las habas secas y tostarlas hasta que revienten. Mi abuela las hacía. Sabe que mi abuela tiene ochentaialgo y fue al doctor y le dijo que estaba muy fuerte ella? Vive en el campo y solamente dos veces la vi. 



La aprobé. La abracé cuando se fue. Le pedí permiso para compartir su texto en internet y le dije que escribiera todo lo que pudiera porque escribir hace bien y porque siempre hay cosas importantes para contar. Con un 4 (cuatro) pasó de año y por eso no estará en mi aula durante este ciclo lectivo, pero espero cruzármela en los pasillos o en el patio y preguntarle:

¿Cómo fue tu día de ayer? ¿Lo querés contar en un papel?






Dijo Simone de Beauvoir: “Su libro me ha causado una gran emoción”


Empecé por escribirle cartas a mi madre desde un sitio en que los únicos acontecimientos eran mis pensamientos. Empecé a seguirles el hilo, a vigilarlos, a demorarme en este o en aquel, cuando alguno me parecía esencial. En pocas palabras, a elegir. Nunca dudé de que todas las ideas pasan por todas las cabezas, que escribir no es un talento especial (como lo son la música o las matemáticas), que la única diferencia entre alguien que escribe y alguien que no, es por una cuestión de técnica (o de paciencia); sobre todo de la técnica de conocer y controlar las evoluciones del pensamiento.

Ana Novac. Libro “Aquellos hermosos días de mi juventud”.

Fragmento del prólogo escrito por ella misma donde explica cómo logró sobrevivir a una realidad sin consuelo. Ana Novac era judía y en 1944, siendo una adolescente, fue deportada a Auschwitz donde sufrió todo tipo de torturas. Medio siglo después se publicó una versión del Diario que la joven había escrito desde el mismísimo infierno. Lo admirable es que entre lo perverso, lo brutal y lo cínico descargado con saña contra su frágil cuerpo, ella logró pensar: "Escribo, luego soy".


 

La Cara de un político en un afiche callejero



Ahí está el: 
sin demasiadas resacas 
sin demasiadas peleas con las mujeres 
sin demasiadas ruedas pinchadas 
nunca un pensamiento de suicidio 
no más de tres dolores de muela 
nunca le faltó la comida 
nunca en la cárcel 
nunca enamorado 
7 pares de zapatos 
un hijo en la universidad 
un auto nuevo 
pólizas de seguros 
un jardín muy verde 
el tacho de basura con la tapa ajustada 
será elegido.

Charles Bukowsky

La lucha feminista en Argentina



"Las mujeres sólo podemos ayudar a defender la cultura y la libertad intelectual por el medio de defender nuestra propia cultura y nuestra propia libertad intelectual".

Virginia Woolf

El #niunamenos merece un próximo Encuentro

El 3 de junio bajo una misma consigna logramos instalar el tema de que la violencia de género es un problema social, general y urgente. Hasta hace poco tiempo, los abusos, el maltrato y las violaciones eran un problema del ámbito privado subestimado y subvalorizado por la agenda social y política. El “No te metás” y “Algo habrá hecho” fueron  frases patriarcales comunes para revictimizar a la mujer y  conservar los privilegios machistas que existen en nuestra cultura. 

Las dudas en la comunicación no sexista

Las preguntas que nos hacemos las comunicadoras feministas son: ¿Cómo seguimos ahora? ¿Cuáles son los aportes que podemos hacer desde los medios de comunicación y las redes sociales para revertir esta terrible situación en la que todos los días mueren mujeres en manos de sus parejas o ex parejas? ¿Cómo frenar los femicidios? ¿Cómo terminar de una vez por todas con tener que dar la triste noticia de que otra nena fue encontrada brutalmente destruida en una bolsa de basura? ¿Cómo y dónde decir en un mundo con libertad de expresión restringida que sigue existiendo el machismo y la impunidad?

Las posibles soluciones

Existen al menos dos acciones posibles para el resolver el problema: por un lado exigiendo la condena a los culpables. Es decir, que debemos poder identificar a los sujetos responsables de los femicidios y multarnos con una pena acorde a su brutalidad. Hay quienes proponen la cárcel, las multas económicas, existen quienes hablan de cadenas perpetuas y penas de muerte. También se escuchan las propuestas de venganza por acción directa y violenta. Son todas prácticas represivas que difícilmente logren revertir el orden reinante. Por más penas que impongamos, la máquina que produce sujetos violentos seguirá existiendo. Está demostrado que encerrar a las personas no sólo no sirve para reinsertarlas en la sociedad, sino que genera seres potencialmente  más peligrosos. Mientras tanto, con el castigo, llevamos un poco de consuelo a quienes más sufren la pérdida o la violencia, y evitamos en lo inmediato, que más mujeres o niñas estén en peligro. Seguir pensando métodos de sanción efectivos y concretos es una tarea que muchas personas honestas están llevando adelante día a día. 
La otra opción es trabajar en prevención y la forma más eficiente, noble y justa es a través de la educación popular y la comunicación no sexista. Debemos formar a nuestras niñas y niños bajo valores de libertad, respeto y justicia. A las nenas hay que enseñarles hábitos de autocuidado y conocimiento personal. Tienen que saber que el Príncipe azul no existe y por lo tanto no tiene sentido soñar con ser una Princesa. Las nenas deben poder hablar y jugar en igualdad de oportunidades que los varones. A los nenes hay que enseñarles que no hace falta ser macho para ser fuerte y valiente. Los niños y adolescentes tienen que saber que en los juegos lo más importante no es ganar sino divertirse y que los privilegios de género no son buenos porque tienen consecuencias terribles a largo plazo.

El desarrollo feminista 

En los últimos años nuestra lucha ha crecido en número y en organización. En  la década del ‘70 se formaron grupos de autoconciencia en Europa, EEUU y América Latina. En estos espacios se compartían experiencias propias de opresión cotidiana y se llegó a la conclusión de que las particularidades de cada una eran muy similares a las de las demás y nació así una idea que nos unifica a todas: lo personal es político. Llegamos a la conclusión de que la violencia patriarcal tiene que ver con relaciones históricas de poder y no con circunstancias individuales de coyuntura. 
En 1985 la ONU llamó al primer Encuentro Internacional de Mujeres en Kenia (África) y también se hicieron encuentros feministas latinoamericanos y del Caribe primero en Bogotá (Colombia), Lima (Perú) y Bertioga (Brasil) entre otros. Ahí surgieron muchos debates. El más interesante a mi entender tuvo que ver con las mujeres pobres de las favelas en Brasil. Ellas plantearon que los Encuentros debían ser gratuitos, abiertos y democráticos. Las primeras feministas intelectuales tenían ciertos recursos económicos que les permitieron teorizar y producir conocimiento fundamental para entender las desigualdades de género. Sin embargo, faltaba masividad en sus reclamos y demandas. Ahora buscamos y construimos un feminismo que baile al ritmo de los movimientos sociales. El feminismo será de masas o no será nada. 
En estos encuentros surgieron por ejemplo las siguientes fechas: 25 de noviembre “Día Internacional contra la violencia de género” y 28 de septiembre  “Día de la lucha por la despenalización de aborto legal, seguro y gratuito”. 

Estamos por cumplir 30

En Argentina los Encuentros Nacionales de Mujeres (ENM) ya son una práctica social multitudinaria en donde las protagonistas somos nosotras. Una vez al año nos reunimos en distintas ciudades del país para denunciar nuestras opresiones y compartir experiencias y propuestas de acción teórica/práctica. Los Encuentros son autónomos y horizontales. 

El Funcionamiento está garantizado por la Comisión Organizadora (CO) de la ciudad convocante. 

Las tareas de esta comisión son:

Recuperar experiencias de años anteriores.
Trabajar para obtener permisos y habilitaciones.
Convocar a un acto de apertura y uno de cierre.
Definir el recorrido de la marcha.
Hacer las inscripciones y garantizar viandas de comida para las compañeras que las requieran.
Organizar la peña central.
Redactar el documento de bienvenida.

Algunos de los documentos de apertura de otros Encuentros terminaron así:

“Y otra vez, muchas gracias por acercarse, gracias por desafiar la furia de los elementos sociales, gracias por intervenir y gracias por estar con nosotras”. Buenos Aires. 1986

“Si este Encuentro de mujeres nos sirve para ahondar las experiencias, trazar nuevos caminos que podamos ir transitando juntas hablemos cumplido con creces nuestros objetivos”.  Córdoba. 1987.

“Sólo me resta decirles compañeras, amigas, reciban un abrazo fraterno y el deseo de una feliz estadía en nuestra ciudad”. Santiago del Estero. 1990

“A partir de este momento el Encuentro somos Todas”. Tucumán. 1993

“Estamos aquí y vamos a luchar para que la discriminación, la subordinación, el hambre, la desocupación, la corrupción, la exclusión, la impunidad y la injusticia, sean eliminadas definitivamente”.  Buenos Aires. 1996

“Nuestra alegría es por recibirlas, nuestro fervor es por lo que crece, la firmeza es no ceder lo conquistado, la necesidad de resolver nuestros derechos”. Rosario. 2003

Frases extraías del libro “Mujeres que se Encuentran” de Alma y Lorenzo.

La CO está conformada por las mujeres que serán la sede ese año y se divide en 4 comisiones simultáneas: cultura, finanzas, funcionamiento y prensa (esta última tiene que sufrir constantemente el boicot de los medios hegemónicos que silencian casi todo lo que sucede antes, durante y después del evento). 
Se llega utilizando todos los medios de transporte disponibles y se trabaja en talleres.
Al momento de la inscripción (que es optativa) se paga un bono solidario y se entrega una carpeta con mapa del lugar, certificado de participación y lista con los nombres de los talleres y las escuelas donde funcionará cada uno con número y dirección. En una misma escuela funcionan varios talleres en simultáneo. Se estableció un máximo de 40 mujeres por taller para garantizar la privacidad y la circulación de la palabra en los testimonios, denuncias y propuestas. Si hay más de 40 mujeres se abre otro taller con la misma temática. Del taller sobre aborto por ejemplo, han llegado a funcionar más de 12 talleres en simultáneo. La comisión organizadora designa una coordinadora y además se toma nota de todo lo que se va hablando. No se vota: se busca el consenso y en el caso de no conseguirse, se plasman ambos argumentos. Las conclusiones son una síntesis de lo compartido. Los documentos que se elaboran se leen en el acto de cierre y se redactan durante todo el año para hacer un cuadernillo con todas las memorias que se entrega en el Encuentro de Mujeres del año siguiente. 
Pero el Encuentro es también fiesta. Como decía Emma Goldman: “Si no se baila no es nuestra revolución”. En la Peña del sábado a la noche hay bandas y solistas en vivo que hacen un show multitudinario donde festejamos la lucha y los logros conquistados. Lo recaudado en las barras se utiliza para pagar gastos de producción y logística. 
Lo más interesante a mi entender, es todo lo que ocurre también en las calles. Se llenan los bares, restaurantes, micros, taxis, centros culturales, comercios, universidades y  plazas. Se proyectan documentales, se muestran obras de teatros, se arman ferias de artesanías, volanteadas, espectáculos cirquenses, stand up, reuniones, exposiciones de obras plásticas y fotográficas  y radios en vivo. Se hacen muy visibles las cámaras fotográficas y filmadoras. 
La marcha del domingo emana  adrenalia pura. Todo el centro se llena de bombos y banderas. Pancartas con las caras de las que ya no están, cantos de contenido político, aerosoles y quema de muñecos frente a la Catedral son algunos de los rituales más importantes. Algunas de las consignas que se leen y escuchan son:

“Si somos capaces de parir. Somos capaces de engendrar otra historia”.

“Mujer que se organiza no plancha más camisas”.

“Si el Papa fuera mujer el aborto sería ley”.

 “Se va a acabar. Se va a acabar esa costumbre de golpear”.

Los hombres durante los Encuentros de Mujeres

Muchos nos acompañan cuidando a nuestros hijos e hijas en su lugar de residencia. Otros vienen a cocinar, ayudar en lo que haga falta o a vender prensas. Otros nos insultan desde los balcones, desde la puerta de las iglesias o desde la comodidad del sillón del living. Sólo por estos 3 días al año no los dejamos opinar ni decidir. Los compañeros de verdad que anden por acá, estarán en las calles con nosotras. Nos darán abrazos y palabras de aliento. Como lo han hecho siempre. 
En los Encuentros las mujeres pueden participar mucho, poquito o nada. Cada una elige su lugar. Lo importante es tomar la decisión de apostar con nuestros cuerpos a este acontecimiento único en el mundo. 
30 años. 
50 mil mujeres. 
10, 11 y 12 de octubre. 
Mar del Plata. Argentina. América Latina. 
El Encuentro somos Todas.

Registro fotográfico varamiento de orcas en Mar del Plata

Al parecer se desorientan por la contaminación sonora.
No existían las fotos digitales en 1946 en Argentina para uso doméstico. La gente se agrupaba para ver a las orcas que aún estaban con vida agonizando sobre la orilla. Se estima que alrededor de 4000 personas vieron el trágico suceso. 
Las orcas son cetáceos. Pesan aproximadamente 500 kg. Viven en el mar siempre en grupos grandes. Comen pescados y mamíferos acuáticos pequeños como lobitos marinos. Desde la prehistoria hasta la actualidad se han registrado varamientos masivos en las costas de los 5 continentes. Autores como Platón y Fontanarrosa escribieron sobre esta extraña conducta de morir en grupo cambiando el habitat. 

Esta es la foto más vista sobre ese día.  


La foto tiene muy mala calidad porque pasó por varios soportes digitales e impresos antes de llegar hasta acá. En 1946 el "Gran Hotel Provincial" ya estaba casi listo. Una obra magnífica y enorme que se hizo sobre la misma franja costera para atraer al turismo. La actividad más rentable del complejo hasta el día de hoy es el Casino de la Provincia de Buenos Aires. El dueño de todo es el señor Iglesias.  

Sin mensajes de texto la noticia igual corrió como pólvora. Una multitud de acercó para ver si era real lo que estaban contando. Antes de ir a la escuela, familias enteras pasaron por la playa para conocer a las orcas. Los guardapolvos blancos en Argentina son un símbolo de la educación pública. 

Las orcas son una extraña mezcla de ballenas y delfines: tienen forma de delfínido pero son negras y blancas.
Son mamíferos que amamantan a sus crías hasta que puedan comer por sus propios medios. Además tienen aletas como la mayoría de los tiburones. En el fondo de esta foto se ven los chalets típicos que se construyeron en Mar del Plata para el placer de las élites en el poder. 

Los obreros también dijeron presente. Cuando están en el agua las falsas orcas hacen piruetas sobre el aire. También saben subirse con velocidad sobre los bancos de hielo como para cazar y volver rápidamente al agua, su medio natural. 
La boca de este ejemplar ya estaba llena de arena. 
Era un día soleado de octubre. En esta foto se ven personas descalzas sobre la arena mojada. El niño lleva un objeto extraño en la mano derecha. Son muchas las personas que cuentan que a los animales, aún agonizantes, se los cortó con cuchillos (estuvieron quienes tallaron su nombre sobre los cueros grasos y frescos). 
Esta mujer recuerda perfectamente ese día. Todavía se le llenan los ojos de lágrimas cuando relata lo que vio. 

Esta es la foto que más tétrica me resulta. Las sombras de la gente curioseando genera un efecto de luz muy particular.
Son muchas las dudas:¿Hay relación entre lo que ocurre entre el mar y la tierra? ¿Qué pasó en la arena ese día? ¿Qué inventos ya manejábamos? ¿Quiénes administraban las políticas públicas y privadas en ese momento? ¿Cómo se pensaba y sentía la relación sociedad naturaleza después de las bombas atómicas y las guerras? ¿Cómo y cuándo se despejaron las playas? ¿Quiénes dieron las órdenes?
Para mí los animales se aturden por una variación en la frecuencia de las ondas sonoras. Cito:
"Más concretamente el ruidio de los aparatos de uso militar afecta de una manera tan brutal a los cetáceos que estos pueden optar por subir a la superficie. (...) Al vivir en un mundo acústico el sufrimiento que las impulsa a salir del agua podría obedecer al deseo de escapar de una tortura acústica insufrible. Exactamente igual que el salto al vacío de una persona que se tira por la ventana de un edificio en llamas cuando ya no puede aguantar en su cuerpo el calor recibido por la radiación infrarroja".




Valoración Crítica del Trabajo Infantil

Eduardo Barrabés es trabajador social en Bolivia, doctor en matemáticas en España, con un pasado en agrupaciones anarquistas y una vida comprometida en Chiapas junto al EZLN. Dedica la mayoría del tiempo a colaborar con los NAT'S (Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores). Está convencido que la infancia no es el futuro, como nos tratan de vender en las propagandas, sino que son el mismo presente y que es ahora, cuando hay que acompañar sus reclamos.



¿Qué es NAT'S?



Se trata de una organización latinoamericana de menores que trabajan y se organizan para mejorar sus condiciones de vida. Es una corriente relativamente nueva (35 años más o menos) conformada por niños y niñas entre ocho y dieciocho años que se reúnen semanalmente. Van a la escuela como parte de su militancia y se autosostienen, o sostienen a sus familias lustrando botas, vendiendo diarios u otros artículos (por la calle o en puestos) o trabajando en casas de familia. Algunas niñas cuidan de sus hermanos y realizan tareas domésticas, lo que posibilita que sus padres trabajen afuera. Aunque no reciban remuneración, también lo consideran trabajo ya que es un aporte central para la economía familiar.



¿Cómo conociste la experiencia?



En México me quedé muy atrapado por el movimiento indigenista. Fue una amiga boliviana, la que me habló sobre la fuerza que los pueblos originarios tenían en su país. Así que me fui a vivir a Santa Cruz y ahí conocí muchos grupos interesantes y me involucré con una cooperativa de mujeres que hacían ollas comunitarias en un principio, pero que enseguida organizaron talleres de formación y actividades productivas. Una tarde, me vinieron a ver unos chicos (hijos e hijas de estas mujeres) para hablar conmigo y me dijeron “nosotros somos chicos que trabajamos y nos estamos organizando”. Lo primero que pensé fue: “Ah! Ustedes se juntan para denunciar el trabajo infantil”, pero no; me dijeron: “Nos organizamos para trabajar mejor”. Y yo les pregunté: “¿Ustedes no están luchando para ir a la escuela y jugar?” a lo que respondieron: “Si, nos organizamos para jugar e ir a la escuela, pero también para trabajar dignamente”. Me costó creerlo. Les dije que para mí no estaba bien, que los chicos no debían trabajar y todo eso. Entonces me increparon con algo que me pareció maravilloso: “Mirá, de momento no opines. Te vienes a una reunión, nos escuchas y al cabo de un tiempito, seguimos hablando”. Gracias a haber estado con el zapatismo, les dije “Ya!, tienen toda la razón. Venga. Me voy con ustedes”. Lo que descubrí es un movimiento de niños, niñas y adolescentes que están en una corriente que nació en Perú y que se llama “La valoración crítica del trabajo infantil”. Se caracterizan por pensar desde la práctica, y sobre ese accionar, van teorizando y formando su propia ideología.





¿Qué quieren?



Muchas cosas. Lo primero que quieren, es que las grandes ONGs y las grandes instancias políticas que trabajan por erradicar el trabajo infantil, destinen sus esfuerzos y sus recursos, para mejorar el trabajo de los adultos. Eso es lo único que podría lograr que los chicos y las chicas no trabajen más. Le dicen a la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y a la UNICEF (dentro del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia) que lo que tendrían que hacer, es ponerse a regular el trabajo en los países pobres para cambiar esta realidad de desocupación y precariedad del mundo adulto que es la que los condena a tener que salir a trabajar. Hay grupos organizados en Venezuela, en Colombia, en Ecuador, en Perú, en Bolivia, en Paraguay (en Chile se han debilitado por las cuestiones políticas del país). También hay organizaciones en Guatemala y en México. Y siguen creciendo. Quieren participar de las decisiones que los afectan, las leyes judiciales que los nombran. Por ejemplo, están luchando para que se saque como prioritario de las agendas, el tema de la prostitución infantil, porque para los NAT'S, se trata de un delito y no de un trabajo.



¿Cómo es discutir política con menores?



Es muy interesante. No dejan de ser niños y niñas y por lo tanto, se comportan como lo que son. Las reuniones son un quilombo, pero al mismo tiempo, es impresionante ver la capacidad que tienen para comprender la realidad, básicamente porque la viven cada día. Las interpretaciones son de poco tiempo (de coyuntura), pero suelen ser muy acertadas. En cinco minutos hacen unas críticas muy profundas al modelo de vida adultista en donde se les niega la palabra y sus deseos. No entienden el verticalismo de las organizaciones de los adultos. Se organizan con delegados en forma horizontal. Tienen reuniones por grupos dependiendo de los barrios y de las ciudades. Se reúnen por tipo de trabajo y luego se juntan en plenarias que son abiertas (los adultos participamos como invitados). A veces, llegan a ser cien en cada una. Hablan entre otros temas, de las ferias institucionales, de las manifestaciones en donde creen, o no, que deben participar. La Central Obrera (COB), está empezando a reconocer la organización.



¿Qué es lo que más te marcó de la experiencia?



Una vez, un niño de diez años, me dijo “Si un boliviano va a España no puede decir cómo se tienen que manejar en su país, entonces: ¿Por qué todas las decisiones que tienen que ver con niños y niñas se hacen siempre sin consultarnos?” Y además agregó “porque si ustedes los adultos, acertaran con sus decisiones, no habría problema, nos callamos. Pero resulta que toman decisiones que luego las cambian y que después modifican otra vez, porque se dan cuenta que las decisiones que tomaron no estaban bien. Si nos consultaran, todo sería mejor y más fácil”.



Es mucho tu aporte...hasta les compraste una casa. ¿Cómo tomaste esa decisión?



Bueno. Yo ya estaba viviendo mitad del tiempo en Bolivia y mitad de tiempo dando clases en la Universidad de Barcelona. Yo ya trabajaba para ellxs (y con ellxs) y cada día me impresionaba más su lucha. Dejé la Universidad y por esas vueltas de la burocracia, recibí una indemnización que no esperaba (me salió bastante bien). Cobré 30 mil euros que no esperaba. Como no contaba con ese dinero, decidí que era para NAT's. Compré una casa en Potosí y la pusimos a nombre de una organización de ahí. Esa ciudad es muy fuerte, es muy jodida, con mucho frío, a 4200 metros de altura y con actividad minera. Es muy dura la vida ahí, pero al mismo tiempo, tiene algo increíble y es que la gente es muy dura también, pero en el mejor de los sentidos: es resistente y luchadora. Los chicos tienen esa misma actitud: la pelean en forma muy intensa. La casa es muy grande pero estaba en muy mal estado. La estamos reciclando. Tiene baños nuevos y lugares para hacer productivos (ya están funcionando talleres de cocina y de repostería). Se están constituyendo como cooperativa, no sólo para juntar recursos para quienes trabajan, sino también para mejorar todo el proyecto.



¿Dónde duermen?



Todos tienen algún sitio, ya sea algún lugar que pagan ellos mismos si sus padres no están, o viven con la mamá y el papá (en los menos de los casos). La mayoría viven con sus mamás. Los papás casi nunca están presentes. Los orfanatos casi no existen y los que existen son una puta mierda. Las aldeas infantiles se merecerían 50 denuncias por semana. Reciben mucha plata y el funcionamiento real es espantoso. Son casas separadas con 8 ó 10 niños cada una donde destinan a una Tía (así se la llama a la mujer encargada de la crianza). La “tía” no tiene ninguna instrucción en trabajo con menores. Es casi siempre una mamá de pocos recursos y que en la aldea le dicen: “¿Por qué no te quedás acá y trabajas como tía?” Les ofrecen casa y comida gratis, pero no les pagan sueldo, y además de hacerse cargo de sus hijxs, terminan también criando a niños y niñas huérfanos. No quiero criticar a la mujeres, pero si a esta ONG que trata de organizar la pobreza infantil. Las tías, suelen ser mujeres que han recibido mucha violencia y que terminan descargándola con los niños que cuidan. Los niños y niñas saben que allí se les pega durísimo (hasta les han dejado marcas en el cuerpo) y cuando se quedan huérfanos no lo dicen, para no terminar ahí.



¿Podés contar algún caso?

Había seis hermanos (cinco varones y una niña) que vivían sólo con su padre porque la madre había muerto. El papá tuvo un accidente terrible y después de estar un tiempo largo internado, también falleció. Los niños quedaron endeudados porque en Bolivia la atención a la salud no es gratis (les cobraron desde las gasas hasta la sangre), quedaron con una deuda terrible. Era la época en que Potosí había estado bloqueda por treinta días y los turistas en sus autos estaban emputecidos porque tenían mucha espera. Nosotros íbamos a contarles el caso y a pedirles que donaran sangre para evitar la muerte de este señor y que los chicos no tuvieran que poner más plata. Conseguimos 70 dadores así. Cuando se quedaron solos estos seis hermanitos, no quisieron hacer ninguna denuncia porque sabían que iban a mandar a los más chiquitos a la aldea. Prefirieron 50 mil veces quedarse viviendo sólos, trabajando y cuidándose entre ellos, que ir al Servicio de Gestión Social. Hay otra cosa también grave: Aldeas Infantiles funciona con el criterio de padrinazgo, es decir, que hay algunos niños que reciben regalos gracias a sus padrinos europeos. Por ahí, viven ocho niños en la misma casa, pero sólo tres reciben regalos. A algunos, les llegan bicicletas y a otros nada o un osito de peluche. Es muy injusto. Han pasado casos de violencias y abusos muy graves. Por suerte, los vecinos y vecinas protegieron a estos hermanitos y los ayudaron a salir de esa situación sin que el Estado interviniera separándolos.



¿Cómo vez el horizonte?



Ahora mismo es bastante esperanzador. La cámara de diputados en Bolivia los está empezando a escuchar, los reconoce, ha hablado con ellos. Están más cercanos a sus propuestas. Por otro lado, en el último día del niño, Evo Morales, invitó al grupo de niños trabajadores organizados y hablaron con él. El delegado les dijo muchas cosas y le agradeció en persona y en presencia de los medios, el tardío reconocimiento. En Bolivia se calcula que hay un millón de niños, niñas y adolescentes trabajadores (muchos en el ámbito rural, aunque debido a la dispersión territorial, la organización es menor). En ese discurso del día del niño, Evo reconoció que había muchos tratados (como el de la erradicación del trabajo infantil) que habían firmado y que no estaban bien. Que por desgracia, la coyuntura económica hacia que los niños tuvieran que salir a trabajar y que ya que había que sobrevivir, tenía que ser con dignidad. La realidad es que los niños trabajan (cualquiera lo puede ver). Por suerte, en esta corriente, tienen muy claro cuál es la realidad. Dicen que “en un mundo ideal está bien que los niños no trabajen, pero que en este mundo si ellos no trabajan, no comen, o no comen sus hermanos”. Nos dicen en la cara: “Mientras ustedes no arreglen que mi mamá o mi papá ganen la suficiente plata para poder vivir, queremos trabajar en condiciones dignas y seguras. Porque con las prohibiciones, los que ustedes están haciendo, es condenarnos a trabajar en forma precaria o esclava.”



¿En qué destinan el dinero que ganan?



En pagar la escuela. Todos y todas están escolarizados y pueden estudiar gracias a que trabajan. Lo que sobra, para la casa. Son niños que valoran el sacrificio y son conscientes de que tienen que aprender y formarse cada día más.



¿Cuál es la idea que te gustaría rescatar sobre este tema?



Lo importante es que asumamos que el trabajo infantil existe y que no se trata de erradicarlo como si fuera una mala hierba, sino de dignificarlo hasta que logremos que no exista más.


Un lugar mágico

Reserva Natural y Educativa Verde Mundo. Barrio San Jacinto. Mar del Plata. Foto de + Santiago Roura

Televisión

La Televisión Pueblerina nace en el Partido de 25 de mayo (Provincia de Buenos Aires) y actualmente se desarrolla en la ciudad de Mar del Plata. Es una serie "on line" en donde no se menciona qué número de capítulo se está viendo. Se busca que el protagonismo lo tengan las personas contando de varias maneras distintas, las múltiples experiencias de vida que existen con formatos flexibles.  Entendemos  a las  herramientas audio visuales como una posibilidad de espacio y tiempo en donde los pueblos puedan expresarse libremente.
Realizamos una televisión sensible que propone un nuevo espacio en la pantalla donde el contenido resulta un puente amigable entre la realidad mediática y la vida misma. Documentamos y compartimos en soporte televisivo, on line y cinematográfico procesos de construcción colectiva. El mar se nos presenta como una metáfora viva que influye tanto en las personas como en los movimientos sociales. La idea es poner en juego la fuerza de lo grupal, el trabajo cooperativo y autogestión para prefigurar formas de vida vinculadas con amor entre pares y con la naturaleza.

Fuimos y somos parte de organizaciones que vienen desarrollando trabajo social y producciones artísticas.

Nuestro estudio principal: Reserva Natural y Educativa Verde Mundo.
Propuestas Estéticas:
https://www.youtube.com/watch?v=xmwIxntSrtU
https://www.youtube.com/watch?v=n-TYfb8urVs
https://www.youtube.com/watch?v=Nma8oR9Cqa0

Equipo y elenco tentativo

Guillermo Pastorino. Dirección de cámara y edición de videos.
Lucía Gorricho. Producción y diseño de audios.
Santiago Roura. Relaciones Públicas y Producción artística.

Zona de los archivos adjuntos
Vista previa del vídeo Charlita Playera: Capítulo 2 / Amor, Memoria y Poesía Frente al Mar / Televisión Pueblerina MdP : ) de YouTube
Vista previa del vídeo Televisión Pueblerina Adelanta Televisión Pueblerina Mar del Plata : ) de YouTube
Vista previa del vídeo Colectivo Reciclón: Educación Popular / Televisión Pueblerina MdP : ) de YouTube

Un suicidio que llama a la reflexión.

El 1946 una enorme cantidad de orcas eligieron para morir la costa galana de Mar del Plata. Aunque parezca increíble, durante días las playas de toda la ciudad fueron invadidas por 835 cetáceos. Llegaron con vida y se fueron depositando sobre la arena la tarde del 10 de octubre. Se estima que pesaban más de media tonelada y que medían entre 5 y 6 metros de largo (con excepción de las crías). El suceso fue obviamente impactante y las explicaciones humanas no alcanzaron para comprobar con métodos científicos, ninguna hipótesis.
Hay fotos, publicaciones escritas y personas que estuvieron ahí y aún viven para contarlo, que demuestran que este hecho es cierto. El diario “La Capital” en su edición por su 75° aniversario, le dedicó una hoja entera a este episodio y tituló la nota de la siguiente manera: “Toninas o Falsas Orcas pesaban más de 500 kg”. En la única foto del artículo, de impecable calidad artística, se pueden ver a los animales con sus aletas y toda su piel brillante, depositados en la orilla y a cientos de personas curiosas recorriendo el lugar. Al pie de la imagen se puede leer: “Durante tres o cuatro días, miles de personas concurrieron a la playa. Fue en octubre de 1946. Nunca antes había ocurrido parecido en nuestra ciudad. Se afirmó que al faltar el macho, las hembras se suicidaron” y la nota describe algunas de las repercusiones que el acontecimiento ameritó.
Quien también escribió seriamente sobre este tema, fue el ingeniero Alberto Lagrange en su famoso libro publicado por la Fundación Bolsa de Comercio de Mar del Plata titulado: “Mar, Playas y Puerto” editado en 1993. El artículo se llama “Llegaron las orcas. Presencias extrañas” y cuenta que imprevistamente en pocas horas, “cetáceos desconocidos de gran porte llegaron para morir con porfiada insistencia”. Lagrange describe que desde Hidráulica, el personal municipal, se esforzó en llevar a algunos ejemplares aún con vida devuelta al mar, pero que los intentos fueron en vano porque los mamíferos volvían a la arena por propia voluntad para morir. En este triste y sentido relato, se dice que nunca se pudo esclarecer este misterioso suceso y se realiza un recuento de algunas posibles hipótesis que científicos del momento, periodistas, pescadores y militares argentinos esgrimieron.
Desmenuzando lo escrito.
En la primera cita que hace Lagrange, nombra a Enrique David Borthiry del ya mencionado diario “La Capital” reforzando la justificación machista. Más allá de la acusación sexista esta idea es, a mí entender, improbable de sostener porque en ese momento no hubo tiempo, recursos, ni personal capacitado para hacer un análisis minucioso de la sexualidad de estos mamíferos.
La información se amplía en el artículo con la opinión de de Carlos Marelli que fue director del Jardín Zoológico de La Plata y que aseveró que se trató de “delfínidos desconocidos de gran porte que tienen la particularidad de realizar suicidios colectivos”. Si bien esto no explica los motivos, agrega antecedentes: ocurrieron sucesos similares en 1880 en Alemania, en 1903 en Nueva Zelandia, en 1927 en Escocia, en 1929 y 1930 en Sir Lanka, en 1931 en Sudáfrica y en 1936 otra vez en Escocia.
La tercera opinión es del Capitán de Fragata Teodoro Bois que sumó mayores datos: “La autopsia de los animales disecados estableció la ausencia total de alimentos en el estómago y el estado perfectamente normal de todos los órganos”. De acá se destierra la intoxicación como una posible causa de las muertes y se agrega un probabilidad más real: murieron por hambre. Sin embargo, la riqueza ictícola de nuestras costas en la década del cuarenta, descarta que ello haya sido posible. Es decir que si no comieron, fue por no quisieron ya que la plataforma marina cercana estaba llena de bancos de especies marinas. Era tal la presencia de peces en el mar que nuestra ciudad llegó a desarrollar uno de los puertos capitalistas más importantes de toda la costa atlántica.
Los pescadores según el autor, desacreditaron a Bois porque aseveraron que había existido previamente a esta tragedia, otra que para el sector era importante: habían ya desaparecido los bancos de anchoitas. Pero esta hipótesis quedó también descartada porque estos animales son migratorios y de amplia dieta. También se desechó la hipótesis de que murieron a causa del cambio en la temperatura del agua, sobre todo por su capacidad ambulante.
Quedan publicadas dos ideas más pero sin fuente, que son difíciles de rebatir: una es que perdieron a su líder natural y que por eso mismo, el grupo entero quedó desorientado y se suicidó en masa; y la otra hipótesis que se considera factible (aunque no se citan estudios y es imposible técnicamente realizarlos ahora) es que un parásito haya perjudicado su sistema auditivo y que por eso mismo, perdieron el sentido de orientación y quedaron varadas en tierra firme.
Yo también escribo sin saber lo que pasó, pero como no puedo con mi genio, me puse a investigar y recibí en esta aventura pseudo periodística, mucha ayuda. De hecho, se ofrecieron técnicos, artistas y estudiantes a colaborar buscando más datos para mantener viva, al menos una parte, de la memoria ambiental. Encontré testimonios de personas que también sabían del acontecimiento por comentarios y relatos familiares y visité algunas instituciones reconocidas académicamente. Así me enteré que:
Muchas personas habrían cortado y baleado a los animales y que por eso, la policía tuvo que prohibir el acceso a la playas.
Hay sólo dos ejemplares disecados: uno está en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata y el otro, se desconoce el paradero.
Las “falsas orcas” emitían sonidos tipo “llanto de bebé” que se llegaban a escuchar inclusive desde las casas cercanas a la playa.
Llegaron cuando empezaba la tarde y fueron muriendo de a poco, durante el transcurso de la noche y durante el día siguiente.
El espectáculo se fue haciendo cada vez más horrible porque los ejemplares se fueron descomponiendo y largando olor putrefacto durante varios días.
La mayor concentración de los cuerpos se localizó en unos 6 km de recorrido entre las playas que van desde La Bristol hasta Camet, pero que se llegaron a ver hasta en la zona de los acantilados cercanos a Miramar. Es decir, estuvieron en toda la amplia franja costera que posee la ciudad de Mar del Plata.
Más datos y comentarios en borrador.
Con respecto a las acciones tendientes a despejar las playas para recuperarlas para la actividad turística y recreativa, se dice que se las llevaron en lanchas a mar adentro, que las trozaron con motosierra y que las enterraron camino a Sierra de Los Padres y también que “el mar solo se encargó de despejar el espacio nuevamente”. Es decir, así como el mar las trajo, el mar se las llevó.
Por mi parte, y sin descuidar otras responsabilidades personales, seguiré buscando datos y opiniones en mi deseo de encontrar explicaciones que den sentido a lo aparentemente inexplicable. Si bien aún existen testigos, tienen que ser personas mayores de 75 años que hayan vivido o estado de paso en Mar del Plata, que se hayan enterado del hecho sin la presencia abrumadora de los medios y recursos actuales de la comunicación, que hayan podido ir a la costa en esa oportunidad, que se acuerden y que además, encuentren la forma de transmitirlo en un relato coherente (científico o no) a pesar del tiempo transcurrido. Es difícil pero no imposible.
Para mí no hay que perder de vista esta característica irrefutable que se aplica a toda mi concepción acerca del mundo natural: los animales no se expresan a través del lenguaje (ni oral ni escrito), pero sí pueden decirnos muchas cosas. ¿Las orcas trataron de decirnos algo? No lo creo. No somos el centro del Universo. Si el planeta tierra no lo es, mucho menos, la especie humana. No sabemos hasta ahora, los motivos que pudieron tener estos animales para deliberadamente dejar de vivir. Tampoco sabemos si tenían siquiera un mensaje, pero el hecho ocurrió. Eso es una verdad que sirve como pilar para reflexionar.
Por último, no sé que les vendrá a ustedes a la mente cuando escuchan nombrar al año 1946. A mí me dice ante todo, que fue el primer aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial (guerra que se desarrolló fundamentalmente en el agua). Después pienso en Perón en el poder y en los submarinos nazis que estuvieron ese mismo año en nuestra costas desplegando cruces esvásticas. Pienso también en el desarrollo industrial incipiente pero decidido, en la poca prensa que tenía el ambietalismo en ese momento, en el ocultamiento de este hecho y en mi propia ignorancia por ser marplatense de nacimiento, amante de la naturaleza desde siempre, profesora de geografía, curiosa y justiciera y recién a los 34 años y de la mano de un libro que heredé de mi abuelo y que recién ahora releo con detenimiento, me vengo a enterar que los suicidios de las orcas son reales, que el lugar que eligieron para morir fue mi propia casa y que a pesar de la bronca y el dolor por las pérdidas, una vez más, no quedan claras las responsabilidades. Por suerte o por destino, somos muchas las personas que aprendimos que la búsqueda del saber, nos acerca cada día más a la pretendida libertad. ¿Se hará justicia en este caso? No estoy segura, pero tengo el derecho de aportar en esta investigación absurda que se parece a la búsqueda de una utopía. ¿Para qué sirve buscar la justicia? No sólo para encontrarla, sino para seguir andando por esta vida con un horizonte de dignidad. Estas orcas ya no están, pero quedan muchas otras por salvar. La verdad, tarde o temprano, por algún lado se asoma y así tendremos más razones para actuar en consecuencia. Este suicidio nos interpela a seguir pensando.
Lucía Gorricho.
abril de 2014.



Escribir es mi forma de besarte

"...No te enamores de una mujer que lee, de una
mujer que siente demasiado, de una mujer que
escribe... No te enamores de una mujer culta,

maga, delirante, loca. No te enamores de una
mujer que piensa, que sabe lo que sabe y
además sabe volar; una mujer segura de sí
misma. No te enamores de una mujer que se ríe
o llora haciendo el amor, que sabe convertir en
espíritu su carne; y mucho menos de una que
ame la poesía (esas son las más peligrosas), o
que se quede media hora contemplando una
pintura y no sepa vivir sin la música. No te
enamores de una mujer a la que le interese la
política y que sea rebelde y sienta un inmenso
horror por las injusticias. Una que no le guste
para nada ver televisión. Ni de una mujer que es
bella sin importar las características de su cara y
de su cuerpo. No te enamores de una mujer
intensa, lúdica, lúcida e irreverente. No quieras
enamorarte de una mujer así. Porque cuando te
enamoras de una mujer como esa, se quede ella
contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una
mujer así, JAMÁS se regresa...".

Martha Rivera-Garrido

Las luchas estudiantiles desde una visión docente

Desde que estoy en el sistema educativo recuerdo la presencia constante de diversas luchas. Como estudiante viví días sin clases por paros docentes, participé de la carpa blanca que el sindicato plantó frente a la casa de gobierno en épocas menemistas,  marché en contra de la implementación de las nuevas leyes de educación y participé de tomas para evitar los recortes del presupuesto educativo. Como profesora de educación media aposté también, a los paros docentes y del personal auxiliar  por mejoras salariales ya que considero que es la única medida real y efectiva hasta el momento, para lograr acercarnos a un sueldo digno. Es decir, perder días de clase no es bueno para nadie, pero si no fuera por las huelgas y nuestras históricas jornadas de lucha, lamentablemente cobraríamos menos que migajas.

Este año empezamos las clases con conflictos serios con el gobierno municipal, provincial y nacional. Acatamos todos los paros que se llamaron de los distintos sindicatos, pero sólo conseguimos un aumento escalonado del 22% (a pagar en cuotas) que sigue estando por debajo de la inflación. Es decir que, trabajando lo mismo cobramos menos. Se nos impuso una conciliación obligatoria y se nos “aumentó” el sueldo por decreto. Mientras tanto, perdimos días de clase por feriados, paros de auxiliares y amenazas climáticas y seguimos yendo a trabajar con cada vez menos esperanzas de enseñar como alguna vez soñamos que lo íbamos a hacer cuando éramos estudiantes y veíamos en la práctica docente la posibilidad de aportar a un cambio de la realidad.

Las dificultades y las trabas que nos impiden lograr nuestras planificaciones vienen por varios frentes: puede ser el frío, puede ser la violencia entre pares, pueden ser las absurdas leyes que en nombre de la seguridad no permiten hacer casi nada más que hablar, puede ser la burocracia o el desgano. La realidad es que cada vez se hace más difícil el trabajo en el aula.

Antes de que termine nuestra prohibición de huelga, fueron los y las estudiantes quienes dijeron BASTA. De a poco y por goteo, nos fue llegando información de que algunos colegios de la ciudad estaban tomados por estudiantes y que lo que querían (se decía) eran mejoras en los edificios. Eso es fácil de comprobar y entender porque hay hechos concretos: escuelas con el techo todavía agujerados por el granizo, cursos con los cables pelados a la vista, paredes con grietas profundas, falta de puertas y ventanas, y también como si fuera obvio, falta de pintura y calefacción. En las escuelas de la periferia (esas en donde sólo llega un micro de línea y tarda más de 45 minutos) también faltan útiles, sillas en condiciones y bancos. En los establecimientos educativos son comunes los baños clausurados y las pérdidas de caños de agua o cloacas. Mugre, basura y falta de espacio verdes, abundan casi siempre.

También hay escuelas en donde las condiciones edilicias están relativamente garantizadas. Son en su mayoría privadas o escuelas del Estado en donde la cooperadora funciona como para sostener el edificio en condiciones dignas. Es decir, se mantiene o se arregla la escuela con fondos que salen de cuotas, rifas, fiestas, aportes voluntarios, subsidios o donaciones.

Más allá de la calidad de los establecimientos, que van desde colegios tipo shoppings en donde todo parece funcionar, hasta otros que parecen cárceles para menores en mal estado, lo que es seguro es que en todas las escuelas se respira CRISIS. En todas tenemos estudiantes con familias realmente violentas o ausentes, problemas graves de alimentación, concentración y adicciones, casos de acoso o bulling, falta de formación docente, desinterés por los temas y dificultades para cumplir con los amplios programas curriculares de las materias. Cada vez hay más estudiantes en las mesas de diciembre y febrero para rendir lo que no aprendieron durante el año y cada vez es mayor la repitencia y el abandono escolar. ¿A dónde van los chicos y chicas que dejan la escuela con menos de 18 años? es una pregunta que nunca debemos dejarnos de hacer.

No estoy tratando de buscar responsables, porque si bien los hay, no resuelve del todo el problema identificarlos (cada uno y cada una sabemos de nuestra porción de implicancia en este caso). Si creo que quienes estamos a cargo de adolescentes vivimos con la presión de formar el futuro por un lado, pero de “parar la olla y el malón” al mismo tiempo por el otro. Se pretende que hagamos milagros, pero se nos paga como si no hiciéramos nada más que ir a un puesto de trabajo a firmar el presente.

Cabe mencionar que quienes estamos al frente de un curso tenemos que: explicar y trasmitir conocimientos en un determinado orden y tiempo curricular, llenar el libro de temas, pedir orden y silencio (varias veces), hacer trabajos prácticos, guías o dar algunas consignas como para que haya tarea en las carpetas (directivos/as o inspectores suelen pedirlas para corroborar el trabajo en clase), hacer un seguimiento con notas para poder calificar a fin de trimestre, comunicar el rendimiento de los y las estudiantes por cuaderno de comunicaciones, hablar personalmente con estudiantes que estén pasando por un mal momento personal, ver videos o películas que tengan relación con la materia para despertar el interés, promover el buen trato, el diálogo y los buenos valores, corregir tareas en nuestras casas y hacer reuniones con preceptores, docentes y directivos para mejorar nuestra labor y muchas cosas más, como entregar planillas de incompatibilidad, salario, proyectos, etc.

Trabajando 14 horas semanales frente a curso se gana alrededor de 4 mil pesos, pero en Mar del Plata no se consiguen alquileres dignos por menos de 1500. Pagando la comida, el transporte y los impuestos nos gastamos el resto. Como los docentes somos personas que además queremos viajar, comprarnos libros, ropa y pagar alguna salida, en general nos vemos en la obligación de trabajar más. Cuanto más horas de trabajo se tengan, peor suele ser el rendimiento laboral y si el rendimiento laboral se mantiene, lo que se perjudica es la salud del docente. Cada día hay más carpetas médicas de maestras, profesores y profesoras que por enfermedad, están con licencia. Las dolencias son variadas: angustia, insomnio, dolores de cabeza, afonía o disfonía, conjuntivitis, afecciones respiratorias y un largo etcétera productos en su mayoría del stress y de la alienación laboral que queremos revertir pero que pareciera que no sabemos cómo.


Estudiantes en lucha

Todavía me emociono cada vez que reconozco grupos de estudiantes con ganas de cambiar el mundo. Lo bueno es que, con mayor o menor grado de organización, siempre encuentro.

Actualmente trabajo en 6 escuelas: una privada, una cooperativa, una nocturna, dos de la periferia (de las cuales una es rural) y en el Bachillerato Popular América Libre. Ninguna hasta el momento está tomada ni hubo protestas organizadas por parte de los estudiantes. De las tomas me fui enterando por las radios locales, los comentarios de colegas que sí trabajan en escuelas tomadas y por haber ido junto con compañeros y compañeras del Bachillerato Popular a visitar una escuela en toma y el consejo escolar del distrito de General Pueyrredón que también está siendo pacíficamente ocupado.

Mi opinión es que siempre es bueno que la gente se encuentre y comparta sus problemas y analice las posibles soluciones. Me parece que en las escuelas no hay suficiente lugar para el diálogo y que los y las adolescentes se junten y tomen medidas para poner un freno a los atropellos del sistema educativo me parece, en primera instancia, perfecto.

También creo que no se les puede pedir ni exigir más de lo que están haciendo. La única manera de enseñarles a luchar es con el ejemplo. Me parece que si en esta lucha como en tantas, no hay objetivos claros es porque recién los están buscando y porque como adultos no los tenemos tampoco explicitados. Si la lucha es desorganizada es porque no hay aún práctica concreta de organización de base. Si la lucha no está bien difundida es porque todavía no hay los suficientes canales de comunicación abiertos y democráticos. Si lo que se ve parece “más circo que lucha” es porque la juventud también tiene derecho a divertirse. Si lo que molesta es la participación de personas adultas con claras ideas políticas y la pretensión de imponerlas, es que no estamos pudiendo confiar en el pensamiento libre y crítico del movimiento estudiantil organizado. Si lo que se ve es falta de ganas de estudiar, también hay que ver la falta de ganas de enseñar. Si lo que vemos es gente joven con ganas de crecer en rebeldía haciendo sus propios caminos de búsqueda de una sociedad mejor, entonces difundamos la lucha, acompañemos los reclamos, escuchemos sus demandas, respetemos sus métodos y tengamos paciencia. Como decía Benedetti: lento viene el futuro, lento pero viene. Docentes luchando también estamos enseñando.

Gratitud


Gracias aroma  
azul,  
fogata  
encelo.  
   
Gracias pelo  
caballo  
mandarino.  
   
Gracias pudor  
turquesa  
embrujo  
vela,  
llamarada  
quietud  
azar  
delirio.  
   
Gracias a los racimos  
a la tarde,  
a la sed  
al fervor  
a las arrugas,  
al silencio  
a los senos  
a la noche,  
a la danza  
a la lumbre  
a la espesura.  
   
Muchas gracias al humo  
a los microbios,  
al despertar  
al cuerno  
a la belleza,  
a la esponja  
a la duda  
a la semilla,  
a la sangre  
a los toros  
a la siesta.  
   
Gracias por la ebriedad,  
por la vagancia,  
por el aire  
la piel  
las alamedas,  
por el absurdo de hoy  
y de mañana,  
desazón  
avidez  
calma  
alegría,  
nostalgia  
desamor  
ceniza  
llanto.  
   
Gracias a lo que nace,  
a lo que muere,  
a las uñas  
las alas  
las hormigas,  
los reflejos  
el viento  
la rompiente,  
el olvido  
los granos  
la locura.  
   
Muchas gracias gusano.  
Gracias huevo.  
Gracias fango,  
sonido.  
Gracias piedra.  
Muchas gracias por todo.  
Muchas gracias.  
   
Oliverio Girondo,  
agradecido. 

Otro Golpe para Paraguay


Advertencia: este es un texto de ficción. Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia.


Otro Golpe para Paraguay

Ante los intentos de retirar el busto de Simón Bolivar de una plaza pública paraguaya pocos días después del último golpe de Estado, el presidente Venezolano Hugo Chavez dijo que: “el libertador no es estatua y anda suelto”.

Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos”.
Martin Luther King

A modo de introducción

Paraguay es un país que se encuentra al sur de América. Limita con Brasil, Argentina y Bolivia y no tiene salida al mar. Cuenta con uno de los índices más altos de mortalidad infantil y los mayores latifundios en relación a su territorio de todo el continente. Su población es en su mayoría guaraní y sobreviviente, ya que sufrió varios genocidios con justificaciones diferentes y variados y aberrantes resultados políticos: la usurpación colonial por parte de España durante la conquista de América, la guerra de la Triple Alianza en manos de Brasil, Argentina y Uruguay, la dictadura de Stroessner y la masacre de YCuá Bolaños, son sólo algunos ejemplos. Actualmente, su último presidente Fernando Lugo1, que había sido elegido democráticamente en el 2008, fue destituido por un golpe parlamentario cuando faltaban diez meses para que terminara su mandato. Había logrado, por vía electoral, terminar junto con compañeras y compañeros del campo popular, con 60 años de “reinado” del Partido Colorado.

La geografía y la construcción arbitraria de los límites.

Como ciudadana argentina me resulta difícil explicar la geografía de un país vecino, porque, aunque parezca mentira, no he recibido instrucción geográfica básica de Paraguay, ni en la instancia primaria, ni en la secundaria, ni en la universitaria del sistema educativo formal. Los argumentos pedagógicos políticos de esta falencia tienen que ver con los orígenes de la geografía como ciencia. Se afirma en los debates curriculares que la formación geográfica por Estados es insuficiente, ya que se considera que los límites entre ellos tienen que ver más con disputas políticas que con la realidad de los ambientes y su relación con la sociedad. Vidal de la Blach (1845-1918), impulsor de la geografía clásica, introdujo la idea de estudiar la geografía por regiones al considerar que ese estudio era más fiel a las características de los ambientes y de las poblaciones que en ellos vivían. Así, las nuevas escuelas geográficas se esforzaron por crear regiones en donde se encontraran similitudes por accidentes geográficos, y se empezó a hablar en América por ejemplo, de los países andinos (aquellos influenciados por la presencia de la cordillera de los Andes) o de los países de la cuenca del Plata (aquellos que sus caudalosos ríos desembocaban en el río de la Plata), etc. Esta corriente de pensamiento que fue muy famosa y que sigue en vigencia en la mayoría de los planes de estudio, fue cuestionada por la geografía crítica. Sus representantes radicales (marxistas, anarquistas, libertarios, etc) argumentaban que esas regionalizaciones eran arbitrarias y ponían demasiado el acento en los aspectos físicos naturales.2 Para la geografía crítica, las verdaderas regiones para comprender la globalización (o el imperialismo), son los continentes. Se propone conocer la geografía de América, de Europa, de África, de Asia, de Oceanía y de la Antártida para tener una visión global y completa del mundo en el que vivimos. Así, es más sencillo comprender la relación de los países del sur en relación a los del norte y sobre todo, dejar en evidencia la denuncia política/académica, de una realidad aplastante: el “desarrollo” de los ricos es causa y consecuencia del “subdesarrollo” de los pobres. Sin embargo, esta generalización geográfica al tener una escala de análisis reducida, nos es útil para analizar la política histórica de saqueo y usurpación, pero al mismo tiempo, nos hace perder de vista, la particularidad de cada país, de cada Estado. Es decir, existe una gran ignorancia acerca de los atributos naturales, los conflictos sociales, las actividades económicas, los problemas ambientales y los entramados políticos/económicos de los territorios de nuestros países hermanos.
Hay que tener en cuenta, que esta relación de explotación “centro – periferia” (la que se impuso desde la conquista de América entre “ricos” y “pobres”) en donde se envían bienes de la naturaleza y se reciben manufacturas, se reproduce en todas las escalas al interior de cada continente, cada país, cada provincia o distrito, en cada ciudad, en cada barrio y en cada casa.

Geografía casi enciclopedista

Paraguay se divide por el río que lleva su mismo nombre en dos regiones fácilmente identificables: una al este y otra al oeste del mismo. Del lado occidental (cercano a Bolivia) encontramos estepas, sabanas y palmares y del lado oriental (cercano a Brasil y Argentina) bosques y selvas enormemente afectados por la actividad humana. Tiene la presencia de tres sistemas de sierras y montañas pero sus alturas máximas no llegan a los mil metros (por este motivo existe en el imaginario popular, la creencia de que Paraguay es sólo una llanura). En cuanto a la hidrografía hay que tener en cuenta además de la influencia económica y social del Paraguay, la presencia del Paraná y del Pilcomayo, ya que sus abundantes y caudalosos afluentes son centrales para el desarrollo exitoso de la actividad hidroeléctrica.
Más de la mitad del país tiene clima templado y las precipitaciones están relativamente bien distribuidas y abundan todo el año, lo que reduce los costos para la actividad agrícola.
La mayoría de sus habitantes se encuentran en la zona oriental (cerca de Brasil y Argentina) y sus actividades económicas, además de la hidroeléctrica y la forestal, están vinculadas con la producción en el campo: cereales, cítricos, tabaco, yerba mate, algodón, marihuana (todavía de carácter ilegal) y ganado. Desde hace algunos años, han empezado también a desarrollar, con grandes resistencias populares, la actividad minera. Todas estas iniciativas económicas capitalistas fueron financiadas inicialmente y algunas aún lo siguen siendo, por grupos económicos de países extranjeros. El desarrollo industrial es muy poco, en su mayoría fábricas de alimentos y textiles, que se usan además, para lavar el dinero de la actividad ilícita del narcotráfico.

Los paraguayos y paraguayas son 7 millones de los cuales según datos del Banco Mundial, 2 millones son pobres. Hablan en español y en guaraní porque es una lengua muy rica y variada (se asegura que después del latín, el idioma guaraní es el que más palabras a dado a la botánica y a la zoología)3 y es el idioma que más formas y estilos tiene para el saludo. Viven del cultivo, la pesca, son empleados del precario Estado, realizan trabajos productivos vinculados a los alimentos o las fábricas textiles, son empleadas domésticas o “amas de casa” o son explotados por grandes empresas multinacionales. Los niveles de desocupación y precarización laboral son altísimos. El PBI per cápita es de 2400 dólares anuales y el gasto social promedio es de 140 dólares por habitante, mientras que en América Latina es de 696.4 El desempleo oficial se estima en 19%.

Problemas socio- ambientes

Existen en Paraguay, como en todo el planeta, graves alteraciones ecológicas que ponen en riesgo la continuidad de la civilización tal como la conocemos: cambio climático, agotamiento de recursos energéticos, contaminación del agua, el aire y el suelo, sobreacumulación de residuos sólidos, pérdida de biodiversidad, maltrato animal, inundaciones y sequías que provocan verdaderos desastres sociales. Al ser el planeta tierra una pieza única, todas las alteraciones ambientales están relacionadas, por lo que es complejo comprender cada una por separado. Sin embargo, para acercarnos a la realidad Paraguaya seleccioné arbitrariamente dos de los mayores problemas que enfrenta el pueblo: los monocultivos y las represas hidroeléctricas.

1) Los Monocultivos

En Paraguay hay grandes extensiones de tierras con monocultivos. Los que más se destacan en este momento, son la soja transgénica y la marihuana. Como todos los monocultivos son dañinos debido a que han crecido, y lo siguen haciendo, sobre tierras previamente ocupadas: algunas por parcelas productivas en manos de campesinos y aborígenes y otras por ambientes diversos (también poblados pero con menor densidad) como los bosques y las selvas. Es decir, que la expansión de la frontera agropecuaria, se realizó y se sigue realizando en forma violenta. Para producir a gran escala se necesita poder justificar los gastos de la inversión y se tiene que poder sostener el rendimiento económico. La presencia del monocultivo implica necesariamente la concentración de la tierra en pocas manos, la pérdida de biodiversidad (se reemplazan miles de especies por una sola), los desplazamientos de campesinos, campesinas e indígenas, el uso excesivo de agrotóxicos (fertilizantes y pesticidas para que sea viable la producción) con su consecuente contaminación de agua, aire y suelo, inundaciones (los bosques funcionan como esponjas para el agua de lluvia), y la erosión del suelo. La producción se exporta en más de un 90%. El sentido es complacer, a cambio de dólares, la demanda internacional de estos productos.

2) Las represas

Un río, que es un curso de agua en circulación, tiene un nacimiento y una desembocadura respetando, cómo es lógico, la ley de gravedad (es decir, circula desde las zonas más altas hacia los lagos, las lagunas o el mar). Un río nunca se encuentra solo; está conectado con todos los demás, formando cuencas que son tan necesarias a la tierra, como lo es la sangre a nuestro cuerpo. Al estar formados de agua, tiene una componente muy grande de hidrógeno y oxígeno (H2O) lo que los convierte en una fuente imprescindible de vida. El agua es una perpetua viajera que recorre el planeta con una perfecta lógica física de funcionamiento, gracias a su posibilidad de pasar en forma natural por los tres estados: sólido (casquetes polares y glaciares), líquido (agua continental y marina) y gaseoso (nubes que son transportadas en la atmósfera con la ayuda del viento).
Para hacer una central hidroeléctrica se construye una suerte de paredón sobre el río que provoca la inundación de su lecho, el desplazamiento de las personas que vivían a orillas del mismo y un profundo impacto en el ambiente: muerte de peces, estancamiento de minerales, alteración del clima y del suelo, etc. Poner un dique sobre un río, equivale a poner una muralla sobre una vena de nuestro cuerpo. Más temprano que tarde, este estancamiento artificial del agua, genera una modificación del sistema hídrico, es decir, del agua y por lo tanto de la vida. Cuanto mayor es la represa, mayor es el impacto. En el mundo hay 45 mil represas construidas y muchos proyectos de ampliar las que están y de construir aún más. La idea es seguir obteniendo energía, para poder continuar con este modelo de desarrollo desigual y enemigo de los ciclos de la naturaleza.
En Paraguay hay grandes represas (Yacyretá, Itaipú, Acaray, etc) que son (o fueron) orgullo de la ingeniería moderna. Lo alarmante en este caso es que los desastres sociales y ambientales de la actividad es lo único que queda para el país ya que la mayoría de la energía que generan, se exporta a Brasil y Argentina a precios irrisorios por contratos y convenios mal hechos, que dejan en evidencia que estos dos grandes países del cono sur, actúan (mal que nos cueste aceptarlo) como subimperialismos para el pueblo paraguayo.

La sangrienta guerra de la Triple Alianza

La guerra que le declararon a Paraguay los Estados de Brasil, Argentina y Uruguay (1864/1870) sirve para comprender un poco más la geografía política actual de este país. Fueron seis años de resistencia en donde la población se redujo de 1.337.440 habitantes a 220.809 (de los cuales quedaron sólo 28 mil varones y en su mayoría niños y ancianos). Paraguay estaba gobernado desde 1862 por Francisco Solano López. En ese momento el país no tenía ni déficit estatal ni deuda externa (algo insólito entre los demás países americanos) y el 98% del territorio era de propiedad pública. No existía la libertad política ni el derecho a la oposición, pero tampoco existía el hambre y todos los niños y niñas sabían leer y escribir.5 Exportaban principalmente tabaco y yerba mate. Contaban con líneas de ferrocarril, telégrafos, una fundición de hierro y algunas industrias alimenticias, papeleras y textiles. La guerra que se declaró a favor de derrotar una dictadura en Paraguay y que sirvió para redefinir límites fronterizos y subordinar a este estado “estrella”, fue condenada por sindicatos obreros e intelectuales. Argentinxs, brasilerxs y uruguayxs realizaron acciones y publicaciones que fueron censuradas por los gobiernos a cargo al considerarlas como “apoyo evidente al enemigo”. La prensa burguesa llamaba al presidente paraguayo “El Atila de América” y las editoriales clamaban que había que “matarlo como a un reptil”. Así fue. López, proteccionista y populista, murió en combate junto con un ejército de ancianos y niños que usaban barbas falsas para impresionar a los oponentes. Se dice que sus últimas palabras fueron: “muero con mi patria”. Y era verdad: Paraguay quedó reducida a escombros y cenizas, con cientos de hectáreas en manos de terratenientes argentinos y brasileros y con miles de personas asesinadas que hasta el día de hoy estamos llorando.
Los vencedores impusieron un triunvirato compuesto por un brasilero, un argentino y un paraguayo antilopista. Sancionaron una constitución basada en el modelo argentino – norteamericano, en donde se debía fomentar la propiedad privada y el libre comercio. Lo primero que hicieron fue solicitar préstamos que rápidamente fueron mal gastados y pasaron a crear una suculenta deuda externa. Para pagar las deudas, se pusieron en venta más tierras fiscales y 19 propietarios pasaron a tener casi la mitad del territorio.

Una minera que pretende más que un río

Río Tinto Group es una empresa fundada en 1873 con capitales canadienses, que busca imponer el primer megaproyecto minero en Paraguay. Es la segunda mayor fundidora de aluminio del mundo, pero también se dedica a la extracción de diversos minerales como el carbón, el hierro, el cobre, el uranio, el oro y los diamantes. Antes de la destitución del presidente Lugo, se había desatado un conflicto político porque se estaba gestionando públicamente un subsidio para la empresa. Lo que pedía era que se le regalara la energía eléctrica (los montos millonarios de esta exigencia no quedaron del todo claros), pero hay que rescatar que de la producción hidroeléctrica de Paraguay, solo 1/5 de la misma queda en el país y el resto se vende, como mencioné anteriormente, a módicos precios al exterior. Quienes representaban a Río Tinto eran entre otros, el ministro de industria y comercio Francis Rivas y el entonces vicepresidente Federico Franco, fundamentando la importancia de la inversión millonaria en infraestructura y la creación de nuevos puestos de trabajo. Parece que ni Rivas ni Franco, saben que RTA que opera en todos los continentes, tiene denuncias de todo tipo (actualmente enfrenta demandas en Canadá por el despido masivo de trabajadores) entre las que se incluyen genocidio y crímenes de lesa humanidad. El caso testigo sucedió en Nueva Guinea cuando los trabajadores sabotearon la mina con un bloqueo y el conflicto terminó con la muerte de 10 mil personas.6
Cabe destacar que la actividad minera moderna por realizarse a cielo abierto mediante explosiones, usar grandes dosis de productos tóxicos y consumir y contaminar millones de litros de agua dulce, está siendo fuertemente denunciada en todo el mundo. La minería extractivista es funcional al capital y poco aporta al bienestar de la población: la mayoría del oro que se extrae tiene como destino sumar lingotes en las cajas fuertes de las grandes corporaciones bancarias.

El conflicto político

El 22 de junio de este año se destituyó al presidente por medio de un juicio político que se realizó en menos de un día. Este hecho que Atilio Borón (reconocido sociólogo argentino) describió como “linchamiento político” y Domingo Laíno (referente del ala progresista del Partido Liberal auténtico paraguayo) como “juicio ideológico”, se produjo unos días después de una matanza de 17 personas durante un operativo para recuperar tierras fiscales. Este accionar antipopular (las tierras iban a pasar de manos de los/as campesinos/as a un terrateniente que se las adjudicaba) incrementó la debilidad del presidente (el movimiento popular le sacó el cuerpo) y generó las condiciones para que los liberales opositores, amigos de las transnacionales y el narcotráfico, que ya venían realizando acciones destituyentes, tomaran el poder. Así, a 3 años del Golpe de Estado en Honduras, ahora estamos viviendo el segundo golpe cívico - militar exitoso en el continente, esta vez en territorio guaraní.

Más allá del análisis profundo que se puede hacer de las debilidades de la gestión de Lugo y de sus constantes concesiones con los grupos de poder, hay que tener en cuenta dos cosas para entender lo disparatado y orquestado de lo que ocurrió. Lo primero, es que el presidente Lugo se oponía públicamente al subsidio a la minera y el segundo, que el desalojo de las tierras se realizó por medio de un fiscal y un juez como la constitución paraguaya manda. Sin tiempo para preparar una defensa y sin posibilidades reales de reunirse con su equipo y colegas latinoamericanos, Lugo aceptó el despido de sus funciones y asumió la presidencia el vicepresidente Franco, que ya venía haciendo relaciones previas con la minera y que manifestó su apoyo a que este proyecto se hiciera realidad. No es casual, que entre los primeros tres países en reconocer al nuevo presidente estuviera Canadá (el país donde el grupo Alcan tiene su sede).
Fernández Grosa, director de recursos minerales y amigo de Franco, dijo tras el golpe para la prensa paraguaya:

En los primeros meses del año próximo, Dios mediante, todo esto se podría estar transformando en la primera mina de oro de Paraguay y la primera unidad minera rentable a gran escala que después de 150 años reactiva la extracción del mineral desde de la fundición de hierro de 1868”.

Además del oro, también encontraron depósitos de uranio y van a seguir los trabajos de exploración de niquel, cromo, cobalto y plata. El Panorama minero es Paraguay es alentador para las multinacionales.

Es así, que otra vez y como siempre, los países del norte junto con sus representantes latinos, necesitan desarmar la precarias democracias, asesinar personas, desplazar campesinos, campesinas e indígenas, agotar los bienes de la naturaleza, debilitar la integración de los países latinoamericanos y mentir a través de los medios de comunicación, para lograr su propósito depredador de desarrollo. Es decir, obtener en el menor tiempo posible, las mayores ganancias económicas para sus bolsillos.

Una vez más sufrimos, con un profundo silenciamiento mediático y un aparente desinterés de las academias, la implementación de un nuevo golpe de Estado, ahora en los inicios del siglo XXI. Al igual que en la década del 70, los nuevos gobiernos de facto y las oposiciones reaccionarias que intentan arrebatar el poder de los gobiernos progresistas de América del sur y central, cuentan con el apoyo financiero, logístico y militar de los EEUU. Esta potencia mundial en decadencia, no quiere perder las riquezas de América Latina que durante siglos le han servido para sostener su disparatado y obsceno modo de producción y consumo, a costa de la precariedad de la vida y la devastación del medio ambiente en todo el planeta.


Es necesario que aprendamos de experiencias ya vividas para no cometer los mismos errores, que hagamos un esfuerzo por mantener la memoria colectiva y que desarrollemos al máximo nuestros lazos históricos de solidaridad. Hoy, seguimos pidiendo desde Honduras que no se bajen los brazos, que tengamos presente que están desapareciendo compañeros y compañeras y que están asesinando a militantes sociales y políticos para seguir profundizando este sistema capitalista, patriarcal y racista que ya conocemos y no queremos. Es momento que pongamos todos nuestros sentidos en el apoyo a la resistencia Paraguaya. No podemos permitir más violencia sobre nuestras tierras. Nuestra lucha es por la vida en cada pueblo, en cada barrio, en cada provincia, en cada estado y en cada territorio liberado de nuestro querido continente americano. Como Bolivar, como el Che, como Artigas, como San Martín, como Juana Azurduy y tantos otros hermanos y hermanas, seguimos buscando de la mano, desde abajo y a la izquierda, esa cosa chiquitita que se llama libertad.

Lucía Gorricho
Julio de 2012
Profesora de Geografía
geolucia@hotmail.com

Los artículos firmados no expresan necesariamente la opinión de la escritora y la edición no asume responsabilidad alguna por su contenido y/o autoría. Se permite la reproducción total o parcial del material de esta publicación siempre que se cite el nombre del que ha sido tomado y el nombre de la autora.

Bibliografía consultada:

  • Gallego, Marisa, Eggers-BRass, Teresa y Gil Lozano, Fernanda. “Historia Latinoamericana 1700-2055. Sociedades, culturas, procesos políticos y económicos”. Editorial Maipue. Bs. As. Argentina.2006..
  • Korol Claudia y Bignani Silvia. “Triple Frontera: Resistencias Populares a la recolonización del continente”. Centro de Investigación y formación de Movimientos Sociales Latinoamericanos. Editorial América Libre. Bs. As. Argentina. 2008
  • Galeano, Eduardo. “Las Venas abiertas de América Latina”. Catálagos SRL. Bs. As. Argentina. Vigésima tercera edición. 2003.
  • Sapiens Enciclopedia Ilustrada de la Lengua Castellana”. Tomo III. Editorial Sopena. Argentina. Décimo tercera edición. 1967
  • www.indexmundi.com
  • www.noalamina.com
  • Korol Claudia. “Paraguay. Un Golpe Latinoamericano”. Inédito.
  • Beltran y Rozpide. “Geografía Universal Ilustrada”. Tomo II. Ediciones Ave. Barcelona. España. 1955.
  • Diario Página 12. El Mundo. Entrevista a Domingo Laino por Mercedes López San Miguel. Julio 2012.
  • www.conflictosmineros.net/contenidos/paraguayminero
  • Nuñez Silvio. “Transnacional Río Tinto y el Golpe en Paraguay”. Rebelión. 5 de julio de 2012
  • www.juicioalastransnacionales.org/2012. Río Tinto y el Golpe de Estado. 
  •  www.unicef.orghttp://www.diario-octubre.com/2012/06/23/atilio-boron-analiza-golpe-de-estado-en-paraguay/ 
  • http://www.pla.net.py/home/jesuouma/geo.htm
  • Zibecchi Raúl. “Militarismo en Paraguay. La otra cara del modelo extractivo”. ttp://servindi.org/actualidad/52601.
1 Nació el 17 de abril de 1951. Su partido se llama “Alianza Patriótica para el cambio”. Es Licenciado en Ciencias religiosas y sociólogo egresado de la Universidad Católica. Fue Obispo de la diócesis de San Pedro entre 1994 y 2005 y presidente de la República desde el 2008. Durante su mandato fue acusado entre otras cosas, de tener varios hijxs no reconidxs)
2 El determinismo geográfico plantea que son los ambientes los que condicionan nuestro accionar como sociedad. Se ha argumentado en congresos científicos que, por ejemplo, en centro América la productividad es baja porque el calor hace que la población sea más improductiva que en otras regiones de clima frío.
3 “Sapiens Enciclopedia Ilustrada de la Lengua Castellana”. Tomo III. Editorial Sopena. Argentina. Décimo tercera edición. 1967
4Fuente Unicef.org
5 Esta cifra insoportable para el capitalismo, la informó el agente estadounidense Hopkins a su país en 1845.
6El caso llamado “Serei et al v. Río Tinto Plc al” se encuentra en la novena Corte de EEUU (apelaciones, nº 02-56256vi.)